BIOGRAFÍA

Me llamo Rubén Álvarez y nací el 8 de septiembre de 1972. Soy del Barco de Valdeorras (Orense), donde cursé mis estudios y trabajé en un negocio familiar hasta los 45 años. Actualmente vivo y trabajo en Lalín (Pontevedra), donde tengo a mi nueva familia.

Siempre tuve mucha afición por el dibujo, pero por circunstancias de la vida, no pude dedicarme a ello con pasión y entusiasmo. A corta edad dibujaba a lápiz y carboncillo, después toqué un poco la pintura al óleo, hasta que descubrí el mundo de la pluma de inmersión y la tinta china. Sinceramente, me apasionaba el hecho de poder dibujar con una combinación de metal y tinta como se hacía antiguamente para escribir y hacer bocetos o dibujos. Con el tiempo, descubrí el realismo en dibujos que parecían auténticas fotografías en blanco y negro, y me impresionó tanto, que decidí aprender la técnica que se emplea en ello.

Llegué a gastar un dineral en libros relacionados con la tinta china, pero no me satisfacían; todos vienen contando un poco de lo mismo. Así que me atreví a contactar por correo electrónico a unos cuantos maestros chinos para que me orientasen y poder estudiar sus trazos. Tardé dos años en ponerme en serio con mi primer trabajo. Me daba un poco de miedo el no poder lograr los tonos grises, los contrastes fuertes entre el blanco y negro, y que los trazos no estuviesen bien definidos. Me parecía, y todavía me parece, que la técnica es muy dura y delicada; cuando cometes un error, no hay vuelta atrás. Así fue como empecé, de forma autodidacta y observando el trabajo de otros artistas, a los cuales estoy muy agradecido.

En mis dibujos pongo todo mi empeño, voluntad y dedicación para sacar lo bello y hermoso de los trabajos realizados a plumilla. Aun así, reconozco que todavía tengo mucho que aprender para mejorar la técnica, pero como dice el proverbio chino “las cosas buenas toman tiempo”.

No tengo un tema principal en mis obras. Me inspiro en paisajes, naturaleza muerta, arquitectura, retratos, bodegones… Trabajo principalmente con fotografía, transladándola a una lámina de dibujo con el método de la cuadrícula.
Y ahora que conoces algo de mí, espero que disfrutes con mis láminas. Bienvenido a este rincón del mundo de la plumilla y de la tinta china, y encantado de compartir contigo mis obras.

Saludos.